Diseminando la Verdad – Emmet Fox

February 5th, 2019

(tomado del libro Encuentra y Utiliza tu Poder Interno – Emmet Fox)

Comunicar a otros el conocimiento de la Verdad siempre se ha considerado uno de los medios más efectivos para acelerar el desarrollo espiritual propio.

En las antiguas escuelas de Sabiduría, esto era un deber aceptado y considerado obligatorio para todos.

El mismo Jesús nos dijo: «Id y haced discípulos a todas las naciones»[Mateo 28:19] y «Será predicado este evangelio del reino en todo el mundo-.»[Mateo 24:14]

En esta era en que prácticamente todo el mundo lee y escribe, la circulación de libros baratos y panfletos es una de las formas más efectivas de diseminar la Verdad. Una afirmación escrita es impersonal. No arma líos.

Nunca es inoportuna, porque el receptor naturalmente esperará a estar listo para leerla. Se presta para ser repasada varias veces sin ningún tipo de presión, si es que no se ha entendido al primer contacto.

No puedes hacer por el prójimo algo más útil -y por ti mismo también- que poner en el camino de otro alguno de los libros de la Verdad que te hayan ayudado personalmente. Esta práctica, parafraseando a Shakespeare, “es doblemente bendita. Bendice al que la da y al que la recibe”.

Escucha una parábola moderna:

Juan Pérez compró un libro de la Verdad. Se lo dio (o envió por correo) a su amigo, el señor Hernández, de quién sabía estaba pasando por momentos difíciles. Hernández se conmovió mucho al leer dicho libro -las ideas le resultaban nuevas-, le dio por llevar el libro en su bolsillo, siguió las instrucciones que allí se le dieron, y realizó una demostración maravillosa.

Tan entusiasmado quedó que le habló sobre el tema a uno de sus asociados, el señor Juárez, y durante un almuerzo le regaló su propia copia, encargando una nueva para sí.

Resultó que Juárez no estaba realmente interesado en la cuestión. Aceptó el libro por cortesía, le echó una mirada a la primera página, y lo botó. Estaba a punto de desgarrarlo como era su costumbre al desechar documentos, pero la atractiva cubierta hizo que se contuviera, dejando el libro intacto.

Su estenógrafa, la señorita Moreno, lo encontró en la basura y, sintiéndose atraída por el mismo, se lo llevó a su casa y lo estudió detenidamente. Decidió aplicárselo a un problema personal que la estaba haciendo sufrir en ese entonces, y al ser sencilla y directa en sus métodos, realizó su demostración en un lapso de tres días.

Le envió por correo esta copia a su hermano en una ciudad distante. Durante años éste había sentido agudamente la necesidad de una religión viva, y el librito le cambió la vida. Naturalmente que él se dedicó a diseminar la Verdad a su manera, como lo hicieron todos y cada uno de los eslabones de esta cadena.

En esta parábola, vemos que Juan Pérez, mediante un solo acto, se convirtió en un canal de bendición para un número considerable de personas (la mayoría de las cuales ni siquiera conocía), y que los buenos resultados de esa primera acción continuaron indefinidamente.

Si los seres humanos no conocen la Verdad, ésta no puede liberarlos.

…Conoce la verdad y ella os hará libres…

Puedes adquirir el libro
Encuentra y Utiliza tu Poder Interno – Emmet Fox
en Amazon.

 

 

Es un aporte de SerapisBey



Uncategorized. You can leave a response, or trackback from your own site.



Leave a Reply

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.

Carpal Tunnel Syndrome - Christmas Gift Best Deals - Ebook Reader Best Deals - Best Project Management Books