Donde te parece que viven tus miedos

September 12th, 2016

Cuentan que un día un peregrino se encontró con la Peste y le preguntó adónde iba:
– A Bagdad – le contestó ésta – a matar cinco mil personas.

Pasó una semana y cuando el peregrino se volvió a encontrar con la Peste que regresaba de su viaje la interpeló indignado:

– ¡Me dijiste que ibas a matar a cinco mil personas, y mataste a cincuenta mil!
– No – respondió la Peste. – Yo sólo maté a cinco mil, el resto se murió de miedo.

Si tuviera que ubicar los miedos en algún lugar diría que se encuentran en la conversación, en la autocharla que mantenemos con nosotros mismos. Los podemos encontrar con algunos de estos disfraces:

Esto no es para mí
Me resulta difícil
Me cuesta decidirme
Esto es mucho para mi
No voy a poder
Me van a decir que no
No me van a dar las fuerzas
No me atrevo
No entiendo
Lo dejo para después
No voy a lograrlo
Estoy cansado
Las circunstancias no me lo permiten
No tengo tiempo
Mejor lo pienso un poco más
No puedo comprometerme

¿Escuchaste alguna de estas conversaciones internas ? El miedo es una emoción que nos asalta y nos avisa de un peligro inminente. Como cualquier emoción, nos predispone de alguna manera para la acción. El miedo es de las emociones que nos frenan.

Existen circunstancias en las que el miedo funciona paralizándonos para protegernos de algo real que existe afuera y nos amenaza. Pero ¿Qué pasa con esos momentos en que no hay nada afuera real amenazándonos y solo es nuestra ilusión?

Aprendimos a tener miedo cuando éramos niños. Nos enseñaron a tenerle miedo a las cosas nuevas o a aquello para lo que no teníamos explicación. En ese momento éramos muy pequeños para diferenciar entre lo peligroso y lo excitante. Aprendimos el comportamiento y hoy lo seguimos empleando.

Las circunstancias afuera cambiaron, nosotros tenemos muchos mas recursos que entonces, sin embargo el comportamiento está aprendido y funciona en automático.

“Nuestros temores suelen crear eso que tememos.
LO QUE EVITAS, INVITAS”
Sam Kem

Los miedos son ilusiones que vivimos como si fueran ciertas.

Descubrí que hay cinco miedos básicos que son:

Miedo a lo desconocido o a la muerte
Miedo al abandono o a la soledad
Miedo a fracasar o a equivocarme o al éxito
Miedo a que me engañen o me traicionen
Miedo a la pobreza o a la escasez

Si nos detenemos a pensar donde viven estos miedos podemos ver que muchas veces solo lo hacen en nuestra conversación interna en forma de creencias que vivimos como si fueran verdaderas o ciertas.

Pensamos que el pasado es una buena fuente de información de lo que puede ocurrir en el presente y en el futuro y le damos a estos juicios validez como si fueran hechos sin darnos cuenta que son solo las explicaciones que creamos en un determinado momento.

El momento cambió, nosotros cambiamos pero los juicios siguen vigentes en nuestro sistema de creencias y como tal los defendemos.

El verbo creer y crear se conjugan de la misma manera en la primera persona del singular

YO CREO y esto es porque de alguna manera cuando creemos en algo creamos eso para nuestras vidas. Los juicios pertenecen a la categoría de los actos del habla que crean realidad al emitirlos.

Por lo que podríamos decir que tener conversaciones de miedo o confianza crea esa realidad en nosotros. Entonces veamos como podríamos cambiar esos cinco miedos básicos en conversaciones que nos apoyen en el logro de los objetivos:

Este es un momento y una persona diferentes
Soy rico conectándome con lo que tengo
Me atraen las cosas nuevas y los desafíos
Me siento bien conmigo mismo
Estoy aprendiendo

¿Cómo ves esta nueva forma de ver las cosas?

En las primeras te enfocas en el vaso medio vacío y en estas últimas en el vaso medio lleno.
¿Quién tiene razón? Ambas y ninguna.

De cualquier manera los juicios nunca son ni verdaderos ni falsos. Hablan más del observador que nosotros somos que de lo que está ocurriendo afuera.

Virgil Thompson decía:

“Prueba algo que no hayas probado antes y hazlo por lo menos tres veces: una para sobreponerte al miedo, otra para averiguar cómo hacerlo y la tercera para ver si te gusta o no.”

El miedo es algo que necesita ser atravesado para crecer.
Aquello que tanto te asusta hacer es un claro indicador de la próxima cosa que necesitas emprender.

Fuente: Mujer Actual



Uncategorized. You can leave a response, or trackback from your own site.



Leave a Reply

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.

Carpal Tunnel Syndrome - Christmas Gift Best Deals - Ebook Reader Best Deals - Best Project Management Books