Preferiría ser Rambo – Robert Kiyosaki

January 15th, 2017

No medir los riesgos lo puede llevar a cometer errores. Pero paralizarse por las mismas causas, puede ser fatal para usted y su empresa. Aún el miedo debe administrarse correctamente.

Durante mi entrenamiento para ir a Vietnam, recibí parte de mi mejor capacitación en negocios. Es obvio que, en la guerra, la administración del miedo es un problema constante. Ya en combate, vi que en algunas ocasiones el miedo creaba cobardes, pero también creaba héroes. El miedo también provocó que algunos soldados fueran más listos… pero también que otros fueran unos verdaderos tontos…


Lo mismo ocurre en los negocios. Cuando cometo un error estúpido y costoso en los negocios, es porque tenía demasiado miedo o no tenía el suficiente miedo. Porque me porté demasiado como el ingenuo personaje televisivo Pee Wee Herman o como el temerario Rambo.

Creo que una de las razones por las que muchos emprendedores no avanzan es simplemente porque se comportan como Pee Wee Herman. Al menos es lo que me ocurre. Al examinar mi carrera como emprendedor, sé que habría tenido más éxito si me hubiera comportado como Rambo… si hubiera tenido mayores ilusiones, aceptado tareas más imposibles y tenido una mayor visión de las posibilidades.

De tallas y reflejos

Por mucho tiempo fui demasiado precavido, acepté pocos riesgos y tuve ilusiones pequeñas. Mi adinerado padre a menudo decía: “No puedes ver el tamaño de una persona al ver a la persona en sí. Necesitas ver su reflejo… lo que la rodea, para conocerlo”.

En una ocasión me encontraba en Nueva York para reunirme con Donald Trump. Al entrar a su edificio de oficinas (note usted la palabra edificio y no sólo oficina) me quedé pasmado. Su reflejo en ese edificio era muy grande.

Más tarde iba a bordo de una limusina que me conducía a los Estudios de la televisora CNBC para participar en el programa Donny Deutsch Show. De pronto, a mi derecha aparecieron varios edificios altos y totalmente nuevos con el nombre Trump.

“¡Cielos!” alcancé a articular. No podía ni siguiera imaginarme todo lo que se había requerido en terreno y materiales para construir tantos edificios en Manhattan: convenios con los sindicatos, los burócratas del gobierno de la ciudad, los ambientalistas, los medios de comunicación, y los comités de sectores que destruirían de un solo tajo a cualquier simple mortal.

Conforme el automóvil se deslizó a lo largo las filas de los Condominios Trump, comenté con el conductor: “¡Es increíble lo que Trump ha hecho aquí!” El conductor reparó y dijo: “¿Y qué? ¿Sabe que se declaró en quiebra una vez…? Así que no es tan listo”. Se detuvo por un momento y continuó: “¿Qué opina de su cabello?”

Conforme el vehículo seguía su marcha, me percaté que me acompañaba un Pee Wee observando el trabajo de un Rambo… y yo me encontraba en algún punto entre ellos. Cuando observa su reflejo, ¿le gusta lo que ve?, ¿se parece a Pee Wee o a Rambo?, ¿cuán grandes son sus ilusiones?, ¿por qué es un emprendedor?

Recuerde: La falta de confianza en uno mismo mató más hombres que el propio enemigo. Si se me presenta la oportunidad, preferiría ser Rambo.

Fuente: Soy Entrepreneur



Uncategorized. You can leave a response, or trackback from your own site.



Leave a Reply

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.

Carpal Tunnel Syndrome - Christmas Gift Best Deals - Ebook Reader Best Deals - Best Project Management Books